QUE SIGNIFICA SER EMOCIONALMENTE FUERTE


La sociedad nos ha enseñado que, ante las dificultades, lo mejor es continuar y hacerle frente a los problemas sin detener la vida. Quienes se consideran emocionalmente fuertes son aquellas personas que, a pesar de las circunstancias, no manifiestan ninguna clase de dolor o malestar, sino que continúan con sus rutinas. Esta es una actitud que hasta la publicidad ha forjado. Es importante reconocer qué significa ser emocionalmente fuerte para enfrentarlo.

Ser fuerte es resistir y continuar

 

 

Esta premisa es muy común, sin embargo, es un error. Ser fuerte no significa soportar, sino aprender a soltar, saber cuándo es momento para tomarse un momento y relajarse. Lo que significa ser emocionalmente fuerte es aprender a recargarse, dar tiempo para recuperarnos y, de esta manera, ser mucho más productivos, eliminando la debilidad del organismo y manteniendo el equilibrio para no dañar nuestro cerebro o nuestro sistema nervioso.

 

 

 

 

 

Cuando no tomamos el tiempo para descansar, nuestra eficacia y productividad disminuye. La clave radica en ser eficaz sin importar la producción, cumplir con las obligaciones sin que esto represente un exceso en la vida cotidiana. Un ejemplo común son las horas de sueño. Cuando no se cumplen las horas mínimas, es poco probable que logremos dar el máximo de nuestro esfuerzo. Por otra parte, cuando no se descansa lo suficiente, disminuye el rendimiento cognitivo.

 

Cuando afrontamos una situación difícil, el primer consejo que escuchamos que es debemos retomar nuestra vida rápida, pero cada persona tiene su propio ritmo. Debemos esperar que las heridas sanen para comenzar de nuevo. Lo que realmente significa ser emocionalmente fuerte es tomarse el tiempo para reencontrarse con las pasiones, sanar las heridas y replantearse algunos aspectos importantes de la vida, es decir, aprender a vivir con las adversidades o una pérdida que se pueden presentar.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0