dom

10

jul

2016

ENFRENTAR LOS PROBLEMAS DE LA VIDA


La vida es una constante carrera de obstáculos que nos hace reflexionar sobre nuestra endereza para superar los problemas y disfrutar de los buenos momentos. 

 

 

No todo es color de rosa ni siempre serán las cosas como quisiéramos, a veces afrontamos una serie de sucesos que podrían generar momentos dolorosos y muchas veces, incluso, podemos tocar fondos. Situaciones que influyen en que nos desmoralicemos y pensemos que la vida es dura y que nada tiene solución. Miramos el futuro con miedo y pesimismo, ¿porqué a mi?.

 

Lamentablemente, hay momentos en los cuales nos sentimos totalmente perdidos y nos quedamos paralizados ante estos cuestionamientos. ¿Qué puedo hacer? Lo mejor que puedes realizar cuando estés pasando por un momento difícil es analizar la situación y a pesar de lo negro que se torne el panorama, tener en cuenta que, como reza el refrán “después de la tormenta viene la calma” y esta vez no será la excepción.

 

 

Los problemas vienen a ser la forma en la que la vida nos prueba, en esta carrera llamada existencia. Recuerda que no todo en la vida puede ser felicidad, debe existir el negro para poder apreciar la luz que nos brinda el blanco. Existen polaridades en todo, para apreciar la luz, tenemos que conocer la oscuridad, para estar en algún momento en la cima, hemos tenido que estar también en una posición menor, para apreciar las alegrías primero tendríamos que saber como son las tristezas. 

 

 

Apoyo en los problemas

 

Muchas veces atravesamos una situación difícil y no sabemos cómo actuar frente a ella, ya sea porque nunca hemos vivido algo igual, no tenemos las herramientas para afrontarla, etc.

 

En estos casos la solución no es sentarnos a llorar. Puede que el llanto sea un alivio temporal para calmar nuestra frustración, pero no solucionará los problemas. Para esos momentos en los cuales todo lo vemos nublado, lo mejor que podemos hacer es buscar apoyo en alguien que vea el vaso medio lleno.

 

Aunque no lo creas, la opinión de una persona externa al problema nos brinda la posibilidad de ver un rayo de luz, que nos permitirá arreglar nuestra situación.

 

A pesar de que muchos no gustan compartir sus problemas, la recomendación es a consultar a una persona externa, que bajo una perspectiva clara y sin relación, nos ayude a encontrar la mejor solución.

 

Sé positivo

 

 

El mundo se puede desmoronar hoy, pero te apuesto que mañana volverá a sonreírte. Es por esto que, no debes desfallecer. Los problemas van y vienen y la vida es una carrera de obstáculos, en la cual hay muchos retos que superar.

 

Te invitamos a leer este artículo:

CUANDO EL MIEDO NOS PARALIZA

 

Por favor no copies nuestro contenido que está protegido y que es el esfuerzo de un equipo de redactores. Si estás interesado en compartirlo, CITA LA FUENTE. Respeta los derechos de autor.

Escribir comentario

Comentarios: 0