mar

28

jul

2015

5) ESTABLECER METAS DE DESEMPEÑO


Establecer metas de desempeño, no metas de resultado

 

Debes  tener cuidado al fijar metas, trata de establecerlas tomando en cuenta el mayor control posible. No hay nada más desalentador que no alcanzar una meta personal por razones que están fuera de nuestro control.

 

 

Estos podrían ser malos entornos para negocios, el mal tiempo, lesiones, o simplemente mala suerte. Si basas tus objetivos en el rendimiento de tu personal, puedes mantener el control sobre el logro de sus metas y obtener satisfacción de su consecución.

 

 

Establezca metas realistas

 

Es importante establecer metas que se pueden lograr.Todo tipo de personas (padres, medios de comunicación y la sociedad) pueden establecer metas realistas que son casi una garantía de fracaso. A menudo ignorar nuestros propios deseos y ambiciones influyen en que perdamos el interés en persistir.

 

Alternativamente, puedes ser ingenuo al establecer metas muy altas. Es posible que no aprecies  bien los obstáculos en el camino, o que comprendas que necesitarías muchas habilidades previas que debes dominar para alcanzar un determinado nivel de rendimiento.

 

Por ejemplo, si no tienes habilidades musicales, no puedes plantearte ganar un concurso de canto en un mes, ya que estarás condenado al fracaso, si bien podrias estudiar música y cultivarte, esto conllevaría un proceso y la meta como tal, sería estudiar musica y  no ganar un concurso de canto, si no cuentas con las habilidades necesarias. Trata de destacar tus talentos innatos y refuerza estos puntos fuertes, para alcanzar tus metas.

 

Siendo realista aumentas tus posibilidades de éxito.


No establezca metas demasiado bajas


Así como es importante no establecer metas poco realistas; tampoco exageres y plantees metas demasiado bajas. La gente tiende a hacer esto cuando tienen miedo al fracaso o porque simplemente no quieren hacer nada.


Debes  establecer metas que están un poco fuera de tu alcance inmediato, pero no tan lejos que no hay esperanza de alcanzarlos. Nadie va a poner un serio esfuerzo en la consecución de un objetivo cuando creen que es inalcanzable.


Aprende a establecer metas significativas, definiendo procesos concretos de acuerdo a tus propias capacidades. Es un reto nuevo pero poco a poco iras mejorando mediante la práctica.


El logro de sus metas


Cuando hayas alcanzado una meta, tienes que tomar el tiempo para disfrutar de la satisfacción de haberlo hecho. Absorber las implicaciones del logro de la meta, y observar el progreso que han hecho hacia otros objetivos.


Si el objetivo era un tema muy importante, debes recompensarte adecuadamente. Piensa, ¿por qué optar por ignorar los logros que has alcanzado hasta ahora?, postergar las alegrías personales a la consecución de tus objetivos, a la larga te hará una persona infeliz, ¿eso estás buscando?, lo que uno busca en la vida, es alcanzar la sensación de felicidad, por ello, aprende a disfrutar de esos pequeños momentos que  hacen la vida especial.


Si no celebras tus pequeños logros, estás minimizando tu propio potencial y a la larga, te convencerás que estos pequeños pasos no son importantes, pero recuerda, todo objetivo grande está conformado por pequeños procesos. 


Con la experiencia de haber logrado cada meta, el próximo paso deberá ser  revisar el resto de sus planes de metas y verlos en la siguiente forma:


  • Si alcanzaste la meta con demasiada facilidad, hacer que sus próximos objetivos sean más complejos.
  • Si el objetivo está demasido complicado de alcanzar en el plazo previsto, reformula los objetivos estableciendo plazos prudenciales. 
  • Si has aprendido algo que te llevaría a cambiar tus objetivos, hazlo.
  • Si en el proceso de alcanzar tus metas has notado que te falta desarrollar determinadas habilidades, haz algo al respecto. Puedes intentar capacitarte o en todo caso, ajustar la meta en concreto a fin de solucionar este problema.  


Debes  tener en cuenta que el incumplimiento de las metas no importa, siempre y cuando tengas un aprendizaje producto de ello. Las lecciones aprendidas te dan la posibilidad de ajustar tus metas hacia unas más tangibles y factibles. 


También tienes que tener claro, que a medida que pasen los años, tus objetivos van a ir cambiando. Ajustar tus metas y objetivos principales serán un reflejo de tu personalidad y del mismo momento que estás viviendo. Si el objetivo que tenías hace 10 años, ahora ya no te resulta tan atractivo, ajústalo, porque lo principal es que este objetivo te haga sentir satisfacción, entusiasmo y motivación durante el proceso. Si esas metas y objetivos ya no tienen ninguna atracción para ti, dejalos ir.


Recuerda, tu tienes el control de tus objetivos, no es al reves. Tus objetivos, tus metas y el proceso para alcanzarlos, te debe dar  una sensación de satisfacción personal y de sentido de logro.


Cada cierto tiempo, revisa tus objetivos y metas personales. Haz una lista de tareas pendientes para alcanzar tus metas. Cuando lo hagas, pronto te darás cuenta de cuales de ellas se ajustan a la realidad, que estás viviendo en este mismo momento.


A medida que avanza  el tiempo, las personas cambiamos nuestros intereses y prioridades. Si recuerdas cuando eras niño, tus intereses estaban puestos en tener determinado juguete, en alguna competencia en el colegio, en sacar buenas calificaciones, en ganar alguna competencia de juegos de video, ¡muchas más!, pero si ahora recuerdas, muchas de aquellas cosas que antes te preocupaban, ahora ni siquiera las recuerdas, y eso es porque el tiempo cambia a las personas e introduce en su vida, nuevas experiencias. Por ello, revisa cada cierto tiempo tus metas y objetivos personales y analiza cuales de ellos se siguen manteniendo.

 

 

REGRESAR A EXITO PERSONAL


ANTERIOR - SIGUIENTE

 

RECUERDA QUE ESTE ES UN CURSO-¡ LLEVALO PASO A PASO!

Escribir comentario

Comentarios: 0