jue

03

mar

2016

PLAN DE ACCIÓN PERSONAL Y PROYECTO DE VIDA


PLAN DE ACCIÓN PERSONAL Y PROYECTO DE VIDA ¿Por qué son tan importantes para nuestro éxito?

 

Si bien, algunas personas tienen una buena organización en cuanto a su vida, también existen otras que cuentan con la voluntad de salir adelante, pero no tienen proyectos de vida del todo claros.

 

Primero que nada, debemos tener en cuenta que para ser exitosos en todo lo que nos propongamos es imprescindible armar de forma seria un plan de acción ¿Por qué? Porque de esta forma, lograremos mejorar o modificar aquellos aspectos que sean necesarios para conseguir nuestras metas.

 

 

¿Aún sigues buscando una manera óptima de mejorar tu vida? puedes conseguirlo de la mano de un buen plan de acción personal y conviértete en un modelo de proyecto de vida personal a seguir por los demás.

¿Qué entendemos por plan de acción personal?

 

Un plan de acción personal es una síntesis de todos los actos que serán necesarios para desarrollar un plan de vida, así también como el tiempo en que será ejecutado el mismo (es la determinación del rumbo que deseamos darle a nuestra vida en sus diferentes áreas).

 

 

Para que ello sea posible, debemos establecernos un propósito de vida pensando en cómo sería nuestro mundo ideal. Es a partir de ahí que definiremos nuestras metas de forma clara y las alinearemos con el propósito de vida al cual queremos llegar.

 

 ¿Qué pasos debemos tener en cuenta para elaborar nuestro plan de acción?

 

  1. Establecer aquellos objetivos y metas a realizar en cada una de las áreas de tu vida, con el tiempo de ejecución de cada una de ellas. Debemos hacerlo de manera positiva: es decir, centrándonos en lo que queremos y no en aquello que no queremos.
  2. Describir todos nuestros deseos y beneficios que queremos obtener gracias al plan de acción personal (los motivos para hacer este plan). Lo mejor es establecer 6 propósitos en cada área: 2 a corto plazo, 2 a mediano plazo y 2 a largo plazo.
  3. Anota todas aquellas actividades que creas necesarias para lograr tus propósitos, con sus reglas y metodologías a seguir.
  4. Ser autocrítico y pensar con qué habilidades cuentas y cuáles necesitas adquirir para superar cada meta.
  5. Haz un análisis de posibles riesgos y problemas que puedan llegar a presentarse.
  6. Tener de manera clara cada uno de los pasos a seguir para llegar a la próxima meta (así deberás hacerlo meta tras meta).
  7. Piensa en el costo que llevaría hacer cada actividad.
  8. Si van a estar implicadas otras personas, debes delimitar la responsabilidad de cada una de ellas.
  9. Establece distintos medios para controlar cada meta intermedia.
  10. Prevé algunas medidas atinentes a corregir los eventuales problemas y riesgos que puedan llegar a aparecer durante cada fase.

Conclusión

 

Antes de comenzar con estos pasos, debes tener en cuenta que esto se trata de nada más y nada menos que un plan que servirá para cambiar tu vida. Es por ello que debes estar muy concentrado durante su creación, por lo que deberás evitar toda posible distracción (hazlo con calma y en silencio).

 

Recuerda que no debes redactar tu plan con negativismo, porque también tus resultados seguramente serán negativos (hazlo de forma positiva).

 

Esto no es un trabajo sencillo; y es por eso mismo que debes tomarte el tiempo que sea necesario para hacerlo a conciencia.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0