vie

18

dic

2015

LOS GENIOS ¿NACEN O SE HACEN?


 

 

Quizás tengas algún amigo o algún conocido con habilidades impresionantes o quizás, tú mismo seas esa persona con mucho talento y con muchas habilidades. No sólo se trata de tener un talento, sino que se debe desarrollar al máximo para que puedas marcar una diferencia sobre los demás. Las personas con mucho talento o prodigiosas que tú ves en lo más alto, en el top 10 de personas exitosas, como por ejemplo: Messi, Cristiano Ronaldo, Michael Phelps, Thomas Alva Edison, Beethoven y muchos otros más, no han nacido aprendiendo o con esas habilidades. Ellos han tenido que trabajar muy duro para desarrollar su talento al máximo y así poder marcar una diferencia en el mundo.

 

  

Sin duda alguna, el talento te puede ayudar al comienzo a sobresalir sobre los demás, pero lo que va a marcar la diferencia, es cuánto desarrolles tu talento, y que cada vez que leas a algunas de estas personas que están en el top 10, recuerda que tienen algunas cosas en común:

 

1. Les encanta lo que hacen: A Beethoven le gustaba la música; a Donald Trump le gustan los negocios; a Piccaso le encantaba pintar; a Michael Phelps le encanta la natación. A todas las personas que tienen un talento y que les encanta hacer lo que hacen, les va mucho mejor en la vida, dándoles mucho más valor y mucha más calidad en las cosas que hacen.  

2. Aprenden constantemente: Esas personas que marcan la diferencia, aparte de gustarle hacer lo que hacen, se capacitan y aprenden constantemente buscando la forma de saber más acerca de sus disciplinas. El capacitarte y educarte te da una ventaja casi injusta sobre tu competencia, pero ¿Por qué? Porque la mayoría de las personas cuando terminan de estudiar o cuando llegan a un punto medio, dejan de capacitarse, dejan de aprender, dejan de mejorar, dejan de actualizarse y, en cambio, las personas que sí están apasionadas por lo que hacen sin importar las consecuencias, hacen exactamente todo lo contrario para poder mejorar en sus talentos y habilidades ¿Por qué? Porque les encanta hacerlo, porque los llena de vitalidad, los llena de energía, los llena de entusiasmo. Lo importante aquí, es que te capacites por lo menos una hora diaria: Si lo haces, vas a marcar una diferencia muy grande entre tú y la mayoría de las personas que no lo hacen; también vas a obtener mejores resultados y una mejor calidad de vida.

 

Así que, cuando veas a los deportistas de élite que admiras, a tus músicos favoritos o los artistas que más te gusten, recuerda que aquellos hacen lo que les apasiona y además, les encanta ser ellos: Aprenden capacitándose constantemente y practican muchas horas para desarrollar y perfeccionar su talento.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0