vie

04

sep

2015

APLICANDO LA LEY DE LA POTENCIALIDAD PURA


El médico, escritor y gurú hindú Deepak Chopra habla de la Potencialidad pura como la primera de las leyes. en su libro “Las 7 leyes espirituales del éxito” . 

 

 

Dicha ley  se entiende a partir del conocimiento de lo que somos. Cuando descubrimos nuestra naturaleza esencial y sabemos quién somos realmente, ese solo conocimiento encierra la capacidad de convertir en realidad todos nuestros sueños, porque somos la posibilidad eterna, el potencial inconmensurable de todo lo que fue, es y será.

 

 

  

El campo de la potencialidad pura es nuestro propio yo y cuanto más desarrollemos nuestra propia naturaleza, más cerca estaremos de ese campo de la potencialidad pura.

 

La persona que aplica la potencialidad pura vive de acuerdo con su yo, en una constante auto-referencia, lo que significa que su punto interno de referencia es su propio espíritu, y no los objetos de su experiencia. Lo contrario de la auto-referencia es la referencia al objeto. Cuando vivimos según la referencia al objeto, estamos siempre influidos por las cosas que están fuera de nuestro yo; entre ellas están las situaciones en las que nos involucramos, el entorno, nuestras circunstancias, y las personas y las cosas que nos rodean. Cuando vivimos según la referencia al objeto, buscamos constantemente la aprobación de los demás, entonces, nuestros pensamientos y comportamientos esperan permanentemente  una respuesta exterior, por tanto, nuestra vida se basa en el temor.

 

La aplicación de dicha ley tiene algunos principios básicos que se deben cumplir si se deseamos que aquella empiece a funcionar en nuestras vidas.

 

La Ley de la Potencialidad Pura empezará a funcionar en cuanto estemos dispuestos a cumplir con lo siguiente:

 

1.- Ubíquese en contacto con el campo de la potencialidad pura dedicando parte de su tiempo todos los días permaneciendo en silencio y sólo, además meditando en silencio por lo menos dos veces al día, aproximadamente durante media hora por la mañana y otra media hora por la noche.

 

2.- Dedique tiempo todos los días a estar en contacto con la naturaleza, haga conexión y sea testigo silencioso de  aquella inteligencia que reside en cada ser  viviente. Póngase cómodo en silencio a ser observador y aprecie una puesta de sol, o a escuchar el ruido del mar o de un río, o simplemente disfrute de la fragancia de una flor. En ese estado de éxtasis generado por su propio silencio, y estando en comunión con la naturaleza, disfrute del palpitar milenario de la vida, el campo de la potencialidad pura y la creatividad infinita.

 

3.- Practique el hábito de no juzgar. Comience cada día diciendo: “Hoy no juzgaré nada de lo que suceda”, y durante todo el día repita que no debe juzgar.

 

La esencia de la Ley de la Potencialidad Pura se expresa en esta frase:

 

“La fuente de toda creación es la conciencia pura... la potencialidad pura que busca expresarse para pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto.  Y cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura, nos alineamos con el poder que lo expresa todo en el universo”

 

Escribir comentario

Comentarios: 0