sáb

14

sep

2013

EL LOGRO DE NUESTROS OBJETIVOS


Personalmente, una de las formas en que me recargo de energía es leyendo libros motivadores; entre ellos, EL TRATADO DE MELQUISEDEC de Alain Houel, se puede decir, es de mis libros preferidos de cabecera.

 


Siempre releo las página referidas a los "los objetivos por lograr" como una forma de encontrar nuestra razón de ser, aquí comparto un extracto de dicho texto.



La experiencia muestra que tu eficacia máxima se da
cuando persigues un solo objetivo a la vez, con todo tu
corazón y toda tu energía.


Pregúntate:


“¿Si no pudiera realizar sino una cosa en lo que me resta
de vida, cuál sería?”


Toma entonces ese objetivo, realízalo y llévalo adelante.
Los otros seguirán.


Durante este tiempo, es bueno que tu visión integre los
siete dominios de tu existencia: tu vida intelectual,
afectiva, económica, profesional, salud física, expresión
de sí, y vida espiritual.


Esta integración supone que trabajes en más de un
objetivo a la vez. Pero, en tu búsqueda de acciones a
realizar, deberás siempre, ser capaz de poner en primer
lugar, lo más importante para ti.


Sabrás lo que constituye tu gran tesoro y los pequeños
tesoros aprendiendo a leer los signos en el gran libro de
la Vida.


La clave de tu logro será tu principal objetivo, se torna
en ti una necesidad absoluta, un anhelo.


Entonces tú, te re-encontrarás, haciendo lo necesario,
sin esfuerzo y sin fatiga, sin prisa pero sin pausa,
llevado por la alegría de seguir el camino que tu corazón
ha elegido.


Toma los lazos suficientemente importantes, para que
estos sean tu motivación, concéntrate en tu visión e
implícate activamente en ella.


No hay ningún otro secreto.


Te he pedido no pensar en el “cómo” en la elección de tu
búsqueda. Las búsquedas son frecuentemente sueños que
parecen imposibles y que, por lo tanto, se realizan.

 

 

Para que sea una verdadera búsqueda, es preciso que no
tengas ni la más mínima idea que cómo vas a realizarla.

 

Pues si la elección de tu reto está basado en lo que
crees poder hacer y si calculas tus probabilidades de
éxito, no es entonces una búsqueda, sino una elección
razonada y razonable de la que, al final del camino, te
espera la aburrición.


Guarda tus visiones para ti mismo. Tu entorno les teme
pues, cada uno cree imposible para los otros lo que cree
imposible para sí mismo.


Atención!. Aquellos que quieren verte reducido a una
visión limitada de ti mismo, son los “extingue-sueños”,
los hechiceros negros en tu ruta (tirano saurios).


Por último, recuerda siempre que el viaje cuenta más que
el objetivo.


Es probable que tu existencia terrestre termine sin que
hayas encontrado tu tesoro.


Si tal sucede, deseo que hayas aprendido el inmenso valor
que hay en el proceso que conduce al objetivo.


Si te place realizar tus objetivos en armonía con tu
razón de ser, podrás aprender a desprenderte de los
resultados.


Pues el bienestar es un camino a recorrer, y no un
objetivo o lugar en el cual ser.

 

MARDAM

http://mentefilosofica.blogspot.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Cesar Arnoldo Ortega Ortiz (martes, 17 septiembre 2013 18:54)

    importante saber que para lograr mis objetivos de vida: no debo comentarlos peor a personas faltos de objetivos quienes nunca nos apoyarán a esforzarnos en nuestros logros.

  • #2

    DESARROLLO PERSONAL (lunes, 13 julio 2015 20:10)

    César, mucha gracias por participar!