dom

07

ago

2016

¿TIENES MIEDO AL EXITO? APRENDE A IDENTIFICARLO Y SUPERALO


 

La sensación de aproximación al éxito no es agradable o llevadera para todo el mundo. La ansiedad, el temor al qué dirán, la autocritica, la condescendencia y más son algunos de los sentimientos que rondan a las personas que temen al éxito, pero ¿por qué debería alguien temerle a algo tan satisfactorio como el éxito? En esta repuesta influyen factores como la autoestima y la autoimagen que, si son bajos, más que felicidad ante los logros obtendrás cuestionamientos en tu mente cada minuto.

 

Saber identificar

 

 

Para identificar algún tipo de comportamiento es necesario tener conocimiento sobre sus causas y por supuesto sobre sus síntomas. Si llenar parcial o totalmente estas características: ¡cuidado! Le huyes al éxito.

 

 

1.      Problemas para tomar decisiones: Este momento para ti representa un auténtico calvario, sientes que ninguna decisión es correcta y temes equivocarte lo que hace que te envuelvas en un círculo vicioso de retrasos y termines decidiendo por factores externos.

 

2.      Autoimagen en baja estima: Al verte en el espejo (figurativo) ves a una persona fracasada, cansada, sin nada que dar al mundo y con poca posibilidad de éxito, reaccionas a esta autoimagen cohibiéndote, escondiéndote o sobreexponiéndote.

 

3.      Hipersensibilidad: Todas las personas en algún momento son objeto de crítica, pero en tu caso estas te afectan más de lo normal o eso te dicen tus allegados. Tener poco o nulo control ante las críticas es un claro síntoma de por qué le temes al éxito, ya que con este estarás expuesto a cuestionamientos, críticas y quizás malas lenguas.

 

4.      Baja autoestima: La baja autoestima es un veneno que te impedirá contemplar tus logros, pero así como los demás problemas es altamente superable y esto solo depende de ti.

 

Estos factores pueden surgir por eventos pasados, malas experiencias, entorno general o por condicionamiento.

 

 

Supéralo ¡ya!

 

  • Es un error pensar que personas con las anteriores características no pueden ser exitosas ¿por qué no? Todos obtenemos logros grandes o pequeños en algún momento de la vida y algunos son inesperados. Supéralo de una vez tu miedo y dile no a las voces internas que te empujan al fracaso. 

 

  • Haz una matriz de fortalezas y debilidades. El primero paso para superar cualquier problemas interno es exteriorizarlo, conocerlo y confrontarlo, una forma de hacerlo es elaborando una matriz de fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades (Foda) sobre ti mismo. Durante este ejercicio verás claramente tus ángeles y tus demonios y te dará seguridad a la hora de presentarte.

 

  • Reconoce tus pequeños logros. Ningún logro es pequeño, haz un ejercicio de memoria y anota en una hoja todos los logros que recuerdes. Ejemplo: sacar una buena nota, aprender algo nuevo y obtener un trabajo.

 

  • Olvídate de los demás. La opinión de los demás es su problema no tuyo, sigue con tus proyectos y decisiones sin tener en cuenta el qué dirán, este te ayudará a superar tu hipersensibilidad. Si no son críticas constructivas, no las tomes en cuenta.

 

  • Aprende a quererte. Resalta en voz alta todos los días las características que te gusten de ti mismo, no importa si es 1, 2 o 3 ¡hazlo!

 

Por último insiste. Los problemas de autoestima y autoimagen no se superan de un día para otro, debes ser paciente y trabajar todos los días en ti, insiste hasta lograrlo.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juan C. Rodríguez (miércoles, 07 septiembre 2016 14:03)

    Excelente artículo, Estoy totalmente de acuerdo contigo uno de los factores más importantes para lograr nuestros objeticos es creer en nosotros. Debemos confiar que somos capaces de lograr lo que nos propongamos. Elevando nuestra autoestima, aumentando nuestra confianza en nosotros, aprendiendo y tomando acción constantemente conquistaremos el éxito en nuestras vidas.
    Un fuerte abrazo