mié

15

jun

2016

LAS RELACIONES INTERPERSONALES SALUDABLES


Las relaciones interpersonales saludables: qué significan y cómo ponerlas en práctica

 

 

Las relaciones interpersonales son el eje de nuestra vida. Es innegable la determinante importancia que tienen nuestros contactos con otras personas en el desarrollo de nuestras experiencias, por lo que debemos procurar que estas interacciones sean lo más ricas, interesantes y provechosas posibles. Por el contrario, aquellas relaciones que no propician la alegría o los buenos momentos, sino la discordia y el sufrimiento, deben ser mejoradas o alejadas. Nuestra existencia será significativamente más plena

Las relaciones tóxicas no valen la pena

 

 

El término de relación tóxica se utiliza para referirse a las relaciones de pareja y son aquellas uniones en las que los integrantes, al compartir tiempo juntos, experimentan más dolor que alegría. Por lo general, uno sufre más que el otro, pero suelen devenir en escenarios en los que el daño emocional es mutuo. En consecuencia, las relaciones tóxicas impiden la realización o la autosuperación de las partes involucradas, llegando a perjudicar gravemente su salud emocional y hasta física

La plenitud en las relaciones

 

 

El objetivo en las relaciones saludables es el bien mutuo, pues una persona contribuye a la satisfacción y autorrealización de la otra, y viceversa. De lo contrario, se establece un vínculo nocivo. Para evitar esto se pueden asumir algunas actitudes personales frente a los otros, por ejemplo, no exigir a los demás adaptarse a nuestros juicios y expectativas; ser francos cuando lo requiera y ser congruente con nuestras acciones.

 

Por otro lado, el primer contacto que se establezca con el otro es muy importante. En este sentido, en pro de tener más y mejores relaciones saludables, es fundamental que tratemos como queremos ser tratados, desde el primer momento.

 

 

Es necesario deslastrarse de las relaciones perjudiciales. No obstante, si bien hay personas que no contribuyen al bienestar propio, es preciso perdonarlas antes de salir de sus vidas. Es mejor no ser depositario de rencores

 

Escribir comentario

Comentarios: 0