vie

25

dic

2015

UN CLARO EJEMPLO DE FORTALEZA Y PERSEVERANCIA, OPRAH WINFREY


Todos conocemos el perfil exitoso y ganador de Oprah Winfrey, pero para llegar a la cima, ella tuvo que enfrentar situaciones muy difíciles ante la vida. Es por ello que esta mujer es un claro ejemplo de fortaleza, perseverancia y actitud positiva.

 

Conoce un poco más de la vida de esta exitosa conductora de televisión, empresaria, productora y actriz estadounidense.

 

 

 

 

Una infancia traumática

 

Oprah nació en 195 en Kosciusko, Missouri. Ella vivió con su abuela hasta los 6 años de edad y luego vivió con su madre, donde comenzaron los peores momentos de su vida.

 

Sufrió abusos sexuales desde los 9 hasta los 13 y a los 14 años quedó embarazada, teniendo un hijo nacido prematuramente que al poco tiempo perdió.

 

Fueron tantos los maltratos que recibió, que decidió marcharse de la casa de su madre, lo que le trajo problemas con las autoridades policiales, quienes la enviaron a un centro juvenil de detención y por causas de superpoblación del establecimiento, fue liberada salvándose de la reclusión.

 

 

Luego de todos estos incidentes, Oprah se fue a vivir con su padre Vernon Winfrey, quien vivía en Nashville. Vernon era un hombre muy exigente, ya que le imponía una estricta disciplina tanto en los estudios como en su vida, la cual terminaría siendo de mucho beneficio para ella.

 

Una mujer que construyó su éxito

 

Oprah comenzó a brillar desde temprana edad, iniciándose en la radio WVOL de Nashville a los 17 años para leer las noticias del día.

 

Se inscribió en la Universidad Estatal de Tennessee, obteniendo una especialización de locución y artes interpretativas y a los 19 años de edad logró ser la primera mujer afro-americana que trabajaba como corresponsal de televisión.

 

A los 22 años, su fama creció y recibió una oferta para ser presentadora de un programa de televisión llamado People are talking (La gente habla).

 

Su habilidad frente a la cámara la llevó aún más lejos, y a los 30 años la WSL-TV de Chicago la contrata para ser presentadora de su propio programa, llamado A.M. Chicago. Este talk show fue tan exitoso que en pocos meses se colocó en el ranking 1 de las audiencias, y gracias a ello, en 1985 este programa pasó a llamarse The Oprah Winfrey Show. Este show la llevó a ganar más de 40 premios Emmy desde 1987.

 

Entre otras tantas actividades, Oprah fue actriz en diversas películas, escribió varios libros, tiene su propia página web, es editora de The Oprah Magazine  y es dueña de distintas productoras, como es el caso de Harpo Entertainment Group y es co-fundadora de Oxygen Media.

 

Siendo una mujer ya consagrada y conocida por todos, Oprah siguió cosechando éxitos a tal punto que en el 2003 la Revista Forbes  la mencionó como la primera mujer afro-americana que se convirtió en millonaria y la revista Life la consideró la mujer más influyente de su generación. 

 

Conclusión

 

Esta mujer, además de ser un claro ejemplo de éxito, es también un claro ejemplo de humildad, sencillez, perseverancia; pero principalmente es sinónimo de amor y fortaleza, ya que eligió amar al prójimo antes que al rencor.

 

Esta virtud de amar, la convirtió en una mujer que se dedica colaborar con la sociedad de distintas formas, pero principalmente lo hace a través de la filantropía, donando millones de dólares a la gente que más lo necesita.

 

Otra batalla reciente que tuvo en su vida fue la bulimia, la cual pudo vencer también.   

 

Escribir comentario

Comentarios: 0