mié

09

dic

2015

8 MITOS QUE PODRIAN MATAR TU RELACION


Hay ciertos mitos instalados en la sociedad que pueden erosionar tu relación y pueden hacerte pensar que la relación debe ser de tal manera, y cuando no lo consigues, la frustración se apodera de la pareja.

 

 

Si quieres mantener un romance sano y sin prejuicios, termina con tus ideas equivocadas y averigua los 8 mitos que pueden matar a tu relación.

 

 

Mito 1: Una buena relación significa que tú no tienes que trabajar en ello.

 

En verdad, las relaciones duraderas toman un montón de trabajo duro.

 

Una mala señal es ver si tú estás tratando de hacer cambios y mejoras, pero no ves el mismo nivel de esfuerzo por parte de tu pareja. Por otro lado, si los dos lo están intentando y se pueden ver cambios positivos al menos por un tiempo, entonces esa es una buena señal.

 

Mito 2: Si los novios realmente se aman, ellos saben las necesidades y sentimientos de cada uno.

 

Nuestra pareja no puede leer nuestra mente, ni nosotros la de ella. Es por ello que, como adultos que somos, debemos ser siempre responsables de comunicar nuestras necesidades y sentimientos.Un buen síntoma es si su pareja realmente escucha sus palabras.

 

Mito 3: Si estás realmente enamorado, la pasión nunca se desvanecerá.

 

Esto sólo pasa en las películas y novelas románticas. La pasión suele disminuirse de forma natural en todas las relaciones.

 

Las rutinas diarias son una de las culpables de esto. A medida que los roles y responsabilidades se van acrecentando, las personas tienen cada vez menos tiempo y energía para la pareja.

 

 

Mito 4: Tener un hijo fortalecerá tu relación o matrimonio.

 

No debes buscar como pretexto o excusa para que tu relación funcione, al tener niños. Esto no significa que la pareja se ame menos o que tú vayas a querer menos a tu hijo, sino que al traer niños al mundo, habrán muchas más responsabilidades que asumir, retos que superar y todos estos crecientes desafíos pueden complicar el tiempo que la pareja le dedica a la relación, al establecerse otras prioridades. Si una relación tiene conflictos o peleas, tener un hijo no es una forma de resolverlos, sino que la misma pareja busque superar sus problemas.

 

Para evitar eso, hay que tener expectativas realistas para prepararse en las nuevas funciones de cada uno al ser padres. Debe planificarse el futuro y hablar de los cambios que puedan llegar a producirse cuando llegue el / los hijos.

 

Mito 5: Los celos como signo de verdadero amor y cariño.

 

Los celos están más relacionados con que tan confiado y seguro estás tú de tu pareja.

 

Tú o tu pareja deben trabajar los problemas de inseguridad por cuenta propia. Ninguno podrá hacer que el otro cambie la confianza en sí mismo o se sienta más seguro.

 

Mito 6: Las peleas arruinan las relaciones.

 

En verdad, lo que arruina las relaciones es no resolver las peleas. La idea es tomar una decisión mutua para administrar el desacuerdo.

 

Mito 7: Para que la relación tenga éxito, la otra persona debe cambiar.

 

Es una posición muy cómoda culpar al otro y no reflexionar en cómo podemos ser mejores novios. Es por ello que exigimos que nuestra pareja haga tales y tales cambios.

 

Debemos recordar que se necesita de dos para hacer cambios. Es un cambio mental profundo pensar en qué puedo hacer y los cambios que debo hacer.

 

Mito 8: La terapia de pareja significa que su relación está realmente en problemas.

 

Esto puede ser cierto, pero la clave está en cambiar esta forma de pensar.

 

La mayoría de las parejas buscan terapia cuando han estado sufriendo desde hace mucho tiempo, debido a que los buenos elementos de la relación han sido destruidos (generalmente es porque han estado en conflicto por unos meses, no por años).

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0