vie

16

oct

2015

7 PASOS HACIA LA FELICIDAD SEGÚN CHRIS GARDNER  


Estas son algunas valiosas enseñanzas que nos han dejado la vida del exitoso millonario y filántropo Chris Gardner, quien tuvo que pasar momentos muy difíciles para alcanzar el éxito y la felicidad. Sus logros han sido tan grandes que inspiraron a la industria cinematográfica a realizar una película de su vida y obra titulada: En búsqueda de la felicidad. 

 

Por supuesto que recomendamos a quienes aún no hayan visto esta maravillosa película, que lo hagan desde ya. Antes de entrar a señalar dichos consejos, haremos un breve resumen de la película: 

 

 

Chris Gardner (protagonizado por Will Smith) está casado con Linda (protagonizada por Thandie Newton). Después de su boda, deciden invertir sus ahorros en un producto de uso médico en los cuales los convertiría en los únicos de la región para venderlo, pero lo que no sabían, es que el producto no sería fácilmente aceptado entre los médicos por ser considerado un lujo innecesario, además de ser caro.

 

Con el nacimiento su hijo Christopher (protagonizado por Jaden Smith), sumado a las dificultades para vender sus productos, la pareja comienza a pasar por varios problemas financieros que los conducen a peleas, desacuerdos y una distancia visible entre Chris y Linda, terminando por el abandono de ésta última. Ya en situación de calle junto con su hijo, Chris intenta como último aliento de esperanza,  comenzar una pasantía no remunerada en una empresa de corretaje (o de agentes de bolsa) donde tiene que sobrevivir durante seis meses para tener la oportunidad de ocupar el único lugar en la empresa y así cambiar sus vidas.

 

Ahora enmarcaremos los 7 pasos hacia la felicidad según Chris Gardner:

 

Paso Nº1: Fe

 

Debes tener fe, independientemente del credo, religión o doctrina de vida que tengas. Tienes que desarrollar la capacidad de pensar, para asegurarte de que sea posible todo aquello que te propongas y  por encima de todo, que estés listo para seguir adelante. ¡Hay que tener un deseo ardiente! A lo largo de su carrera, Chris sigue estando centrado en un único objetivo: cambiar su vida. En la misma película podremos ver que lo intentó una vez, no pudo, levantó la vista, lo intentó de nuevo una y otra vez, y así sucesivamente. Había días que por más que lo intentara tantas veces como pudiera, no lograba resultados positivos. No te tengas piedad, ni evadas tus responsabilidades con excusas. Ten fe, cree en ti, ¡continúa! ¿Hasta cuándo? Hasta que lo consigas. Haz siempre eso, y la victoria estará asegurada.

 

Paso Nº2: La Visión de un empresario

 

Sabemos que la mayoría de las personas cuando ven la palabra empresario acaba de pensar en ir por la apertura de un negocio. ¡Error! Cuando Chris toma la decisión de invertir sus ahorros, decidió que su futuro no estaría en manos de otros. Él decidió tomar las riendas de su destino y dictar las normas por las cuales se regiría. Y no creas que sólo los trabajadores autónomos, profesionales y empresarios puedan darse ese lujo. Como empleado también debes tener una visión empresarial. Esto significa que no puedes esperar que tu jefe marque todos los caminos a seguir en el trabajo. No se puede estar esperando siempre al jefe a que dicte su voluntad para empezar  procesos, proyectos o negocios. Necesitas tomar la iniciativa, tomar el control y trate de pensar: si este fuera mi negocio o empresa ¿qué haría? Cuando se piensa con mirada empresarial, mantendrá activo a su cerebro y comenzará a tomar decisiones, no como empleado, sino como un empresario.

 

 

Paso Nº3: Consigue tu modelo de éxito

 

En una de las escenas más importantes de la película, que tal vez  ha pasado desapercibida para algunas personas, Chris Gardner  camina por la acera preparado para una visita de negocios, cuando un hombre de traje y corbata estaciona su auto convertible rojo justo a su lado. El hecho es que en estos tiempos, mucha gente cae en la tentación y se justifica con muchas razones vanas creyendo que nunca tendrá nada de eso, deseando ocupar ese mismo lugar, pero nuestro héroe Chris no. Él le hace dos preguntas al hombre de negocios y le da, una vez más, la prueba de que no importa la situación en que hoy te encuentres, ya que puedes aún así estar a la delantera. Las preguntas que hizo fueron: ¿Qué haces? y ¿cómo lo haces? En este punto podemos ver que nuestro personaje comienza a modelar su éxito. Estas dos preguntas activan todos los eventos posteriores de la vida de Chris. Lo que viene después, es el resultado de su capacidad de ver más allá, a través de los obstáculos y dificultades. Este hombre era corredor de bolsa y desde este momento, tuvo todo lo necesario para recorrer su camino a la felicidad: un modelo de éxito.

 

Paso 4: Alinéate con tus deseos

 

¿De qué sirve la fe, el desarrollo de una visión empresarial y construir un modelo de éxito si tus pensamientos y por lo tanto sus actitudes no están en sintonía con tus objetivos? Cuando se mantiene una posición de acción, las cosas comienzan a suceder. Aquí está la prueba: Chris, después de ajustar su modelo de éxito, finalmente encontró la oportunidad que necesitaba. Al pasar frente a la construcción de un corredor, se enfrenta a un anuncio de contratación pegado en el cristal de la puerta delantera. Él entra, llena un formulario y lo entrega al que estaba a cargo. Allí fue cuando logró garantizar su entrada en la selección de personal. Eso es lo que la mayoría tendría que hacer y no lo hace por no seguir a su destino de la misma manera que a sus sueños. Chris fue más allá y de esa manera consiguió el éxito. Incluso compartió un taxi con el responsable de contratación de la empresa, a pesar de no tener casi dinero para él. No solo se anticipó, sino que hizo algo más, actuó: fue al mercado y construyó su oportunidad, en lugar de esperar a que alguien se la diera.

 

Paso Nº5: Pagar el precio

 

Todo en la vida tiene un precio. Ya sea que se trate de un producto, una experiencia o solamente información. Algunos precios son equivalentes a dinero y estos son los más sencillos: pagó y llegó. El precio que Gardner ha pagado es el precio necesario para quedarse allí, o como se suele decir: su derecho de piso. Como parte de su precio, debió seguir una pasantía de 6 meses sin goce de sueldo, para ocupar el único lugar disponible entre 20 participantes y así convertirse en un corredor de bolsa. Al mismo tiempo, su esposa lo había abandonado, y el día antes de la entrevista fue detenido estando todo manchado de pintura de la vivienda que tendría que abandonar, a solicitud de su titular. A causa de esto, tuvo que ir así vestido dicha entrevista de trabajo. Fue desalojado del hotel en que paraba por falta de pago, dormía en baños públicos, en el metro, en el autobús y otros varios refugios. Pasó los próximos meses tomando una maleta de ropa y vagando por  todos lados, y sin embargo él estaba allí con su fortaleza intacta. La felicidad y el éxito tienen un precio. Su objetivo tuvo un precio y su sueño también. Tu única obligación es pagar el precio: de eso dependerá tu éxito o tu fracaso.

 

Paso Nº6: ¡Prepárate!

 

¡Si! Se puede elegir entre la preparación para el fracaso, o la preparación para el éxito. Esta elección es tuya. Como se señaló anteriormente, Chris Gardner pasó por momentos tan duros que pudieron haber generado resignación en él, cayendo finalmente en el fracaso. Pero no fue así. Durante este período, él se movía en refugios de todo tipo. Nunca abandonó su preparación. Gracias a su persistencia, se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo, principalmente en lo referente al mercado de valores. 

 

Se habla mucho de suerte, sobre todo cuando se trata de iniciativa empresarial, pero la suerte no es más que preparación + oportunidad. Cuando estés listo para cualquier cosa y ves aparecer tu oportunidad ¡listo!


Tu suerte está ahí. Así que empieza a prepararte porque las oportunidades están ahí, y tarde o temprano aparecen. ¡Prepárate!

 


Paso Nº7: Mantente en la cima

 

Si lo que buscas es un éxito temporal, vive de glorias pasadas. El éxito a largo plazo requiere de mantenimiento. Algo tan importante como llegar a la cima es también permanecer allí. Muchas personas se pierden al alcanzar el éxito, debido a que continúan celebrando victorias pasadas.

 

Ellos viven a costa de los méritos que ya no tienen sentido celebrar. El éxito y la felicidad son semillas que necesitan ser cultivadas día a día, semana tras semana, año tras año. Con el tiempo, gestionar todo esto se vuelve más sencillo, ya que sólo se tratará de ganar más experiencia y esta será tu verdadera riqueza. Esto hará que te levantes si encuentras un obstáculo que dé un poco más de trabajo que el anterior.

 

Mantente firme, fuerte y concentrado. Así cosecharás los mismos frutos que Chris Gardner. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Francisco Ramirez (domingo, 18 octubre 2015 21:21)

    Excelente artículo, me motiva a seguir soñando por mi visión, muchas gracias por compartir esto tan maravilloso...

    Saludos

  • #2

    Desarrollo Personal (domingo, 18 octubre 2015 21:24)

    Gracias Francisco, nos alegra que te guste, recuerda siempre visitarnos porque siempre tenemos novedades :)