jue

08

oct

2015

QUE ES LA RESILIENCIA


El concepto de resiliencia deriva del latín resilis (rebotar). Es un concepto adoptado por la psicología procedente de la ingeniería de materiales y hace referencia a que los cuerpos retornan a su forma inicial luego de haber sido puestos a una presión que los deforma sin romperlos, como sucede con una pelota de goma o una goma elástica.

Normalmente se la define como el proceso y resultado de adaptarse debidamente a experiencias de vida que son difíciles o desafiantes (por ejemplo: estrés, shock, fracaso, muerte de un ser querido), mediante una flexibilidad y adaptación mental, emocional y conductual, tanto a las exigencias externas como internas. En otras palabras: es la capacidad que tienen las personas para hacer frente a sus propios problemas, superar obstáculos y no ceder a la presión, sea cual sea la situación.

 

Nos sirve para ver si una persona puede funcionar o no bajo presión, ya que todos los seres humanos experimentamos todo tipo de pruebas en la vida. Todos son heridos, algunos se dejan abatir y algunos se vuelven a reconstruir a pesar de sus heridas. 

 

Características de las personas resilientes

 

La psicología tradicional ha tendido a asumir que todos los eventos traumáticos dejan heridas psicológicas y obvian el estudio de aspectos positivos como la resiliencia,  que está basada en la capacidad de resistir y rehacerse frente a los embates de la vida.

 

Dicho esto, es momento de adentrarnos un poco más en las características que poseen las personas resilientes (de paso, compárate a ti mismo con ellas para ver si eres una persona resiliente). Aquí tenemos algunas de las características atribuidas a las personas resilientes: 

 

- Autoestima fuerte y flexible.

- Independencia de pensamiento y acción.

- Habilidad para dar y recibir en relación con los demás.

- Alto grado de disciplina y de sentido de la responsabilidad.

- Gran reconocimiento y desarrollo de sus capacidades propias.

- Una mente abierta y receptiva a nuevas ideas.

- Gran variedad de intereses.

- Un sobresaliente sentido del humor.

- La percepción de sus propios sentimientos y los sentimientos de los demás.

- Idoneidad para comunicar estos sentimientos de manera adecuada.

- Una gran tolerancia al sufrimiento.

- Capacidad de concentración.

- Compromiso con la vida.

- Capacidad de afrontamiento.

- La existencia de un propósito significativo en la vida.

- La creencia de que uno puede aprender con sus experiencias, sean estas positivas o negativas.

 

Todas estas características son susceptibles de poder ser fomentadas. Se pueden crear las condiciones para que, efectivamente, puedan estar más presentes en nuestra experiencia. Podemos ver, por tanto, que se puede aprender a ser resiliente.

 

 

12 pasos para convertirse en una persona resiliente

 

Si consideras que no eres una persona resiliente, te dejamos 12 pasos para que puedas encaminarte a serlo:

 

1 - Aprenda a tener ojos de esperanza -  Si usted tiene entusiasmo y la alegría en sus acciones, se asegurará de que su día sea más productivo y feliz. Desafortunadamente, muchas personas son negativas y viven rodeadas de pensamientos pesimistas y hábitos oscuros que hacen que se cosechen malos resultados. Sea como las mariposas: siempre listo para volar feliz, incluso con viento de costado y golpes furiosos en el camino.

 

2 - Aprenda a no preocuparse por pequeñeces -  Una persona emocionalmente fuerte no pierde espacio con pequeños eventos, como por ejemplo, una palabra hostil pronunciada por el oponente, o una crítica vehemente viniendo de alguien cercano, o las injusticias perpetradas dentro de su propia familia, o un acto malicioso realizado por un enemigo, en fin, todo lo concerniente a cosas insensatas y de poca importancia. Además, el nivel de resistencia de una persona de esta característica es ilimitado, ya que sólo tiene su mente en su principal meta y hace que todo lo demás sean ideas tontas. 

 

3 - Aprenda a utilizar las críticas a su ventaja -  Muchas críticas que vienen a nosotros son meras ilusiones, y se dicen con frecuencia de manera poco sinceras. Además, la mayoría de ellas son inconsistentes y se utilizan a menudo sin ningún criterio para justificar tales negatividades. Por lo tanto, hay que olvidar estas ideas y entender que algunas de ellas incluso pueden ser empleadas por uno si tienen la eficacia para mostrarnos algunos defectos que son imperceptibles para nuestros ojos, como una especie de sexto sentido ajeno que nos avisa cuando cometemos un paso en falso o tenemos ciertos conceptos erróneos. Con esta actitud, todavía tenemos la astucia para supervisar nuestros errores y corregirlos de antemano.

 

4 - Aprenda a manejar situaciones incómodas -  Hay que saber preservar la integridad de nuestro conjunto de emociones antes de los ataques entrantes, por ejemplo: una situación incómoda, o represalia sufrida en una reunión, o las presiones sufridas por un gerente castrador, o ataques dirigidos por alguien muy cercano, o ataques verbales de un ser antisocial, o los ataques psicológicos y sucesivos llevados a cabo de forma continua (bullying). Vale la pena mencionar que sólo aquellos que no tienen que ver con los pensamientos de los demás, son genuinamente libres y entendieron que cada persona es un perfecto santuario de tesoros incalculables y completamente sin precedentes.

 

5 - Aprenda a esquivar algunas situaciones -  Es importante ser prudente en ciertas circunstancias, persiguiendo una legítima defensa hasta que nuestras mentes estén preparadas para hacer frente a los problemas más dificultosos. Por ejemplo, si usted tiene dificultad para hablar en público, no vaya a dar una conferencia a un auditorio repleto. Obviamente, tendrá que comenzar sus presentaciones a un público más pequeño, hasta que sea lo suficientemente fuerte para ir enfrentando gradualmente a un mayor número de personas, sin que las experiencias traumáticas y catastróficas lo dominen. No lleve a cabo actividades que le traigan malestar.

 

6 - Aprenda a no negociar sus creencias -  Muchas personas dejan que los demás vivan en ellos, o simplemente venden sus almas por miedo al rechazo o repulsión de otras personas y cuanto más se relacionan con los demás, más impersonales y alienados se vuelven. Como consecuencia de esto, vemos personas tristes, melancólicas, depresivas y totalmente infelices, siendo esclavos de sus propias decisiones, como si ellas fueran una toxina para su corazón. Ponga una idea en su mente: Usted es el escultor de su vida y su cuerpo sólo se debe a su traza hasta el fin de todas las cosas. Usted es un artista genuino y no una copia falsa de espantapájaros fallidos. Si logra pensar de esta manera, se atreverá a todo: a dejar de salir lastimado de tanto en tanto, a crear cicatrices, a tener marcas para recordar, a tener miedo a la muerte y también a la vida, ya que todo lo podrá sin necesidad de venderse, teniendo metas y un coraje inoxidable.

 

7 - Aprenda cómo bloquear desencadenantes negativos -  Hay puntos específicos que aumentan su sufrimiento a diario. Trate de visualizar estos puntos para que luego se puedan crear formas de reducirlos y / o eliminarlos. Esta es una respuesta que sólo usted podrá encontrar: dibuje un mapa de sus malos momentos y encuentre el núcleo que desencadena estas molestias. Después de eso, trate de desmembrarlo en partes iguales de modo que el problema se pueda resolver de manera más rápida y eficaz. Por último, prepare una antítesis a ellos y ejecútela de una manera agradable e inteligente. Tiene que realizar estas acciones con vigor extremo y en poco tiempo se dará cuenta que su mente será más ligera y totalmente desconectada a estas eventualidades venenosas.

 

8 - Aprenda cómo aumentar su nivel de energía - Afortunadamente, es sólo a través de la plena confrontación con nuestras pesadillas que podemos ampliar el tamaño de nuestras fuerzas. En este fabuloso viaje hacia nuestro interior, nos damos cuenta de que nuestros mayores verdugos siempre fueron percepciones falsas y que el mayor atributo humano es la audacia, porque es la única cualidad puede producir hombres verdaderamente virtuosos y sabios.

 

9 - Aprende a amar a tu prójimo -  es el interés de la gran mayoría de la gente: acercarte a ellos, préstales atención, sea honesto y no tengas miedo de escucharlos. En definitiva, muéstrales tu historia, cuéntele sus esperanzas y frustraciones, aprecie los lazos y gestos creados entre ambos, y por último, establezca una conexión fuerte, incluso si no hay tal reciprocidad.

 

La mayor succión de energía existente en nuestro medio son el odio, la repulsión, la indiferencia y el disgusto por la raza humana. Cuando actuamos dominados por estos sentimientos, nos convertimos en seres fríos y opacos, que transforman sus vidas en un mausoleo de angustia y un sinfín de dolores, terminando con la destrucción de nuestros corazones y desgarrando nuestras almas.

 

 

10 - Aprender no crear imperios después de los malentendidos - Muchas personas sobrevaloran sus errores y sus malas decisiones, por lo que se la pasan insensiblemente aumentando el tamaño de su culpabilidad. Esta postura también aplasta la psique del hombre y hace que sea rehén de su naturaleza personal.

 

Piense: si los pecados y errores son obras peculiares inherentes de la condición humana ¿por qué se preocupa neuróticamente a caminar siempre en contra de las cosas naturales? Aprenda de este error y se céntrese  sólo en la solución del mismo, sin inventar sobrevaloraciones inútiles.

 

11 - Aprenda a utilizar su creatividad – Trate de buscar siempre hacer un papel estratégico, dándole forma a las situaciones encontradas y procurando establecer un vínculo positivo con los hechos previstos. Lo que hay que hacer es identificar los eventos que le molestan y ofrecer acciones creativas para que se transforme en un ambiente de conformidad. Para facilitar el panorama, damos un ejemplo: si no le gusta ver películas con un compañero hablador, simplemente vea sus películas de manera solitaria. No es necesario practicar acciones que desagraden a su corazón,  pero sin embargo, deberá adaptar los acontecimientos según sus preferencias y gustos personales.

 

12 - Aprenda a mantener su felicidad en abundancia - El ser humano debe comprender que es esencial crear hábitos de regocijo, emocionantes y reconfortantes para disfrutar de la vida y los valores presentes. Por lo tanto, hay que tratar de cuidarse más, amar más y sonreír más, porque al hacerlo, usted encontrará una forma sencilla y rápida de encontrar su felicidad.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    yerida (martes, 29 diciembre 2015 21:31)

    Muy bueno quiero descargarlo

  • #2

    Patricio Pérez R. (jueves, 04 febrero 2016 12:31)

    Apreciados Amigos;
    Reciban un gran saludo de admiración por sus varios artículos respecto a mejorar constantemente como seres humanos. Sigan en este gran empeño y que su tarea de los frutos que esperan. Con afecto:

    Patricio P. R.