mié

07

oct

2015

ACERCA DEL TRABAJO EN ALEMANIA


Alemania es un país con alto desarrollo social, tecnológico e industrial y es actualmente una de las economías más potentes del mundo, eso sin contar con sus atractivos artísticos y culturales, lo que le convierte en un destino muy anhelado por los extranjeros que desean una nueva vida laboral y personal.

 

Las condiciones laborales y salarios, son en general bastante superiores que el resto de países de Europa, esto incluye la protección laboral obligatoria al trabajador así como seguridad social y otros beneficios. En algunos casos, para que los profesionales puedan conseguir trabajo en  Alemania, se requiere de la homologación de su título ("staatliche Anerkennung"). Eso dependerá de que su profesión, según la legislación alemana, sea "reglamentada" o no.

 

Un aspecto fundamental para la persona de habla hispana que pretende incursionar en el sistema laboral alemán es el aspecto del idioma, saber alemán le da al postulante muchas más opciones de tener éxito y si a eso le agrega el inglés, mejor aún.

 

 

En Alemania, muchas de las profesiones  e incluso oficios están sometidas a pruebas y evaluaciones que requieren de una mínima cualificación profesional.

 

 

Para laborar en Alemania se requiere de un permiso de trabajo, una tarjeta de impuestos que es expedida por la autoridad correspondiente a la región donde esté registrado como vecino.

 

 

Las profesiones como la ingeniería tienen una importante demanda de parte de las empresas en Alemania que buscan de preferencia determinadas especialidades como es el caso de la Automática y Electrónica Industrial.

 

Respecto del trabajo en enfermería se solicita que los profesionales de dicha rama, cumplan además de todos los requisitos de ley con un buen nivel de alemán con certificado B2, empatía y capacidad de trabajo en equipo.


Por ello, optar por trabajar en el extranjero brinda un abanico de posibilidades para tu superación personal, así como al crecimiento como persona al conocer otras culturas, costumbres y realidades.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0