mar

23

jun

2015

LOS BENEFICIOS DE LA RESPIRACION ABDOMINAL


Dentro de las formas de respiración provenientes de la filosofía oriental, la respiración abdominal también conocida como respiración baja, profunda o diafragmática   es una buena opción  entre los métodos de respiración puesto que permite llenar de oxígeno a una parte mayor de los pulmones a comparación de otros métodos.

 

La respiración abdominal es un tipo de respiración apropiada y sana que se puede aplicar en determinados momentos de nuestra vida para obtener bienestar físico, mental, psíquico y espiritual.

En términos generales les diremos que este tipo de respiración proviene de la filosofía Oriental y que consiste en concentrarnos en nuestro abdomen y sentir la respiración allí, para lo cual ponemos la mano en el estómago para sentir como se infla (inspiración) y como se contrae (espiración).Así pues esta respiración es similar a la que realizan los bebes, es decir, el abdomen se expande al inhalar, y se contrae al exhalar.

 

Esta respiración abdominal se utiliza para efectos de relajación, es recomendable para personas con alto stress, además relaja el sistema cardiaco, el estómago mismo, la digestión y disminuye la presión arterial.

 

Para obtener beneficios de este tipo de respiración es  recomendable practicar hasta que nuestro cuerpo se haya acostumbrado a los ejercicios referidos a esa práctica. Ese tipo de respiración permite relajar el cuerpo y la mente. Acelera la circulación venosa, produce un masaje continuo en los órganos abdominales y le da a la respiración natural un nivel de relajación y ritmo adecuado.

En la respiración abdominal obviamente nos centrarnos en el abdomen.

- Inspiración. El diafragma baja cuando entra aire en los pulmones. El estómago se infla.

- Espiración. El diafragma sube cuando el aire sale de los pulmones. El estómago se contrae.

Ejercicios de Respiración abdominal:

1.  Póngase cómodo tendido de espaldas en la cama, o en una colchoneta o manta extendida en el piso. Ponga su mente en blanco, sólo piense en relajarse. Si va a pensa rne algo que sea algo relajante, como la naturaleza: el mar, un bosque, un lago, etc.

2.  Primero espire a fondo varias veces, trate de quedarse sin aire en los pulmones, expúlselo todo haciendo gesto de contracción del abdomen. El aire entrará a  los pulmones por sí solo.

3. La espiración debe ser  lenta, larga y profunda pero además silnciosa.. Intente concentrarse en el movimiento del diafragma. Repetir el ejercicio durante ocho minutos.

4.  Luego de varias espiraciones, notara que tenderá a inspirar más profundamente. y que su estómago se adaptará a ese ritmo. Espire una vez más emitiendo el sonido de la palabra oooommmm lo que ayudará a relajar la caja torácica y la zona abdominal.

5. Finalmente  proceda a la Inspiración. Luego de las previas espiraciones aquella vendrá por si sola. Al inspirar entra aire en los pulmones, el diafragma baja, y el abdomen se hincha como consecuencia del aire que entra en los pulmones.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0