mar

16

jun

2015

CAMBIA TU MENTE Y TU VIDA


Todo cambio comienza con el cambio de la mente. Hay que empezar a cambiar nuestros pensamientos y podremos dar un giro radical en nuestra vida. Imagina que quieres ser una persona con capacidad de relacionarte con los demás, de lograr buenas sinergias, etc, pero si dentro de ti constantemente piensas que no es posible, esto terminará saboteándote y no te permitirá alcanzar tus metas personales. Al cambiar la forma en que enfocas las situaciones,  inmediatamente cambiará tu percepción y como te sientes con respecto a todo lo que te rodea. 

 

 

 

Sin embargo, el cambio como tal tiene una connotación negativa para la mayoría de personas, estamos acostumbrados a estar en nuestra zona de confort y buscamos sentirnos bien en la situación en la que nos encontramos. Siempre buscaremos comodidad, estar en un estado de relajación y evitar entrar en "problemas". Esto no es algo malo, sin embargo, si se convierte en una constante en nuestra vida, influirá en que nos volvamos personas conformistas y sin objetivos claros a mediano y largo plazo. 

 

Enfrentarnos a lo desconocido, no es fácil, más aún, porque desde que nacemos nos programan de una forma para hacer lo "socialmente correcto" (estudia, ten una carrera, cásate, ten hijos, jubílate, etc, etc) que nos limitan a desarrollar nuestras capacidades. Sin embargo, como señalamos líneas arriba, esta situación no tiene nada de malo, al contrario, seguir este tipo de patrones puede ser muy positivo siempre y cuando no se anule nuestra verdadera forma de ser por seguir lo que nos dices los demás. Si cumples todos estos patrones sociales y te sientes feliz ¡felicidades!, sin embargo, el problema radica cuando haces todo eso y te sientes mal al respecto, ¿que sientes sobre tu vida y tus logros hasta la fecha?, ¿te sientes satisfecho?, y si te sientes satisfecho ¿no crees que podrías dar mucho más de ti?. 

Nuestro sistema nervioso trabaja sobre la base de condicionamientos y patrones, asumimos mediante la repetición formas de desenvolvernos hacia determinada situación. El sistema nervioso busca ayudarnos a ser más eficientes, para poder desarrollar nuestras actividades cotidianas de la mejor manera posible. Este sistema busca ayudarnos mediante la repetición a cumplir ciertas órdenes y secuencias, aprender a reconocer y responder de acuerdo a lo aprendido.

 

Una sola pregunta, ahora que estás leyendo este artículo, ¿recuerdas al inicio lo difícil que fue?, de repente no, y es que por la misma repetición y práctica, ahora lo haces inmediatamente y sin pensar, no racionalizas que para leer tienes que decodificar una serie de simbolos y darles un sentido o incluso una imagen mental. Si escribo en el texto "loro verde", entrará a tu mente la imagen de un loro verde, pero si pongo "loro morado", entrará a tu mente la imagen de un loro así, pero algo te parecerá "extraño", ¿no es así?, has decodificado una serie de códigos aprendidos previamente y le has dado un sentido, dependiendo de tu experiencia previa y conocimientos. 

 

Cada emoción relacionada a esta situación surge producto de tus conocimientos, de tu aprendizaje, de tus condicionamientos. Es a través de la repetición que aprendemos, comprendemos y le damos sentido y significado a las cosas. Sobre ello aprendemos a reconocer y responder de acuerdo a nuestras necesidades. 

 

Cada emoción que experimentas, no es más que el resultado de una secuencia de eventos y reacciones provocadas por tu conciencia inconsciente que genera y crea la sensación real que no es más que una sensación en nuestro sistema nervioso.

 

Por ello, debemos sacar partido de esta situación y analizar que todos disponemos de estos patrones, que por lo general, son inconscientes. Sin necesidad que debamos decifrar cada uno de estos patrones, si debemos tomar en cuenta de lo que sucede bajo la superficie de estos. Debemos tomar conciencia que hay una parte de nosotros que actua "de forma automática" ante cualquier impulso exterior o alguna necesidad de recibir indicaciones porque estos patrones ya lo tenemos como parte de nosotros. 

 

El reto está en que usemos esto a nuestro favor, a fin de usar este "sistema automático" de manera provechosa, basado en nuestra experiencia y asociaciones pasadas.  Que este sistema nos permita crear condiciones que nos sirvan positivamente y desechar los patrones que no nos sirven. 

 

Esto implicará hacer las cosas de manera diferente, que muchas veces, significará generar un cambio de percepción tanto hacia la vida como hacia nosotros mismos. Hacer un cambio radical en como vemos las cosas, nos podrán hacer sentir incómodos al inicio, hasta que podamos generar que lo "incómodo" se convierta en "cómodo" y ello solo puede ser posible cuando formamos estos nuevos patrones como parte de nosotros mismos.

 

Un ejemplo. Si toda la vida te han dicho que eres una persona torpe, la misma repetición de los demás y los mismos reforzarmientos que tu mente ha generado, terminarán convenciéndote que en si, eres torpe, aunque no lo seas. Lo mismo, si te dicen "fea" o "poco inteligente", la misma repetición constante hará que creas que es así, cuando no lo es.

 

 

La necesidad de crecer y ser más como persona, es una profunda necesidad emocional que todos los seres vivos tenemos. Sin crecimiento simplemente no podemos sentirnos plenos. Todo crecimiento, a pesar de que se siente incómodo en el inicio, a mediano y largo plazo, termina generando una sensación de satisfacción personal. 


Por ello, ¡empieza ahora!, deja tu zona de confort y cambia lo que quieres cambiar, tu verdadera realización parte de ese "esfuerzo extra" para crear un mayor sentido a tu vida y que de esta forma, puedas crecer como persona. Crecimiento significa cambio y el cambio implica un riesgo y el riesgo es el proceso paso a paso de lo conocido hacia lo desconocido, pero que de lo desconocido, termines alcanzando nuevas metas y logros, pero ello, depende ti y de nadie más. 


La vida es un constante cambio, nada es estático, todo se tranforma. Somos parte de un mundo en constante cambio y evolución que se renueva minuto a minuto. Para que puedas progresar, debes cambiar los patrones que no te permiten avanzar. Analizate y mira en que aspectos debes mejorar. El progreso es por elección mientras que el cambio es automático. Para que tengamos un mayor control de nuestra vida, tenemos que elegir concientemente que queremos cambiar y mantener el control de ello, a fin de convertirnos en mejores personas. Pero esos cambios, nadie te dirá por donde tienes que ir, depende de ti nada más, identificar aquellos factores limitantes que no te permiten avanzar. 

 

Todo cambio comienza con un cambio de mente, hay que empezar a cambiar nuestros pensamientos de lo que deseamos para así empezar a cambiar. Al cambiar la forma en la que vemos las cosas, hará que cambie inmediatamente nuestra percepción y en consecuencia como nos sentimos al respecto. Al cambiar la forma como nos sentimos hará que cambiemos nuestro comportamiento. Cambia tu mente y el resto seguirá! Si usted no cambia, entonces simplemente no crecerá y si no creces no vas a vivir plenamente. 

Escribir comentario

Comentarios: 0