mar

05

may

2015

TUS PENSAMIENTOS Y LA LEY DE ATRACCION


Mucho de esto que en el pasado alguna vez fue considerado metafísica o tema esotérico, ahora a la luz de muchas observaciones e investigaciones se ha convertido en un hecho científico.

 

 

La capacidad de crear es un regalo que Dios ha dado a cada uno de nosotros sin excepción y dicha creación empieza a partir de pensamientos sanos y nobles que construyen ideas innovadoras que se pueden visualizar en forma clara.

 

Pensar es el primer paso para manifestar cualquier creación. Los pensamientos son energía y son algo real.

 

Tus pensamientos actúan como imanes y atraen otros pensamientos, personas y circunstancias que armonizan con ellos.

 

Los pensamientos operan y se adhieren a ciertas leyes universales. Sin estas leyes no habría orden; el universo se hundiría en el caos.

 

La Ley de Atracción dice que lo semejante atrae lo semejante, cuando tienes un pensamiento, también atraes pensamientos semejantes. Los pensamientos son magnéticos y atraen otros con la misma frecuencia.

 

La física ha debido reconocer que los principios recogidos en la Ley de atracción son tan válidas como las que regulan la Ley de la gravedad. Así pues, no debe sorprender que cuando uno más se sumerge en los problemas simplemente atraiga  más problemas.

 

La idea de atraer el éxito mediante el pensamiento es muy atractiva. Tan atractivo de hecho, que puede darle a mucha gente la impresión errónea de que es muy fácil conseguirlo. Las afirmaciones pueden ser útiles, pero si no son afirmaciones sensatas y consistentes no tienen un valor real.

  

Por otro lado, una vez que la afirmación se convierte en parte de su sistema de creencias el subconsciente va a trabajar para atraer oportunidades. No es el éxito por sí mismo lo que atraeremos sino las oportunidades para tener éxito.

Nuestro mundo es gobernado por las leyes de causa y efecto, sin embargo, a menudo no somos capaces de entender cómo funciona esta regla y aplicarla  a los pensamientos que generamos. Esto sucede debido a que los resultados de nuestros pensamientos muchas están tan lejos de ver la causa y por tanto no se alcanza a ver la conexión.

 

La mente subconsciente está trabajando incansablemente 24 horas al día. No analiza, no juzga, simplemente acepta y atrae más de los pensamientos enfocados que prevalecen en la mente consciente.

  

¿Ud. está atrayendo problemas o soluciones? Centrándose en un deseo bien dirigido y expresando gratitud a Dios y el Universo por lo que ya tiene, la mente subconsciente le proveerá del  material necesario para proporcionar un flujo constante de oportunidades.

 

Si aprovechamos estas oportunidades o no, es otra historia. Aquí el hecho es que es imposible actuar al margen de la ley de atracción.

 

Consciente o inconscientemente, el pensamiento, los sentimientos y las emociones, determinarán  si esta ley funciona a favor o en contra. Permanezca enfocado en el éxito y alcanzará sus objetivos.

 

Veremos que un éxito conduce a otro, y llegará el momento en que el éxito se convierte en un hábito. Los problemas y los obstáculos serán vistos entonces como piedras de paso en el camino que lo lleven hacia su objetivo final.

  

Escribir comentario

Comentarios: 0