mar

05

may

2015

COMO DIFERENCIAR SI ESTAS TRISTE O DEPRIMIDO


En ocasiones, sea por las diversas circunstancias en nuestra vida, atravesamos momentos donde sentimos una sensación de tristeza, melancolía, angustia, que nos envuelven y en muchos casos dificultan nuestro desenvolvimiento en el día a día.

 

 

 

 

La pérdida de un ser querido, una decepción sentimental o un fracaso profesional,  pueden ser desencadenantes para esta situación, aún así,  es normal que nos sintamos tristes eventualmente.

 

En la vida, en algún momento, hemos experimentado esta sensación. La tristeza es una reacción natural de nuestro cuerpo a algún suceso doloroso, sin embargo, cuando esta sensación va más allá de la tristeza, estaríamos hablando de una depresión, que es una situación extrema.

 

Es importante que aprendas a diferenciar si esta sensación es depresión, porque si fuera de esta manera, ya estaríamos hablando de una enfermedad, que requiere tratamiento clínico para salir adelante.

 

 

Cuando una persona está triste, puede identificar fácilmente el motivo de dicha tristeza, entendiendo que cuando el tiempo pase, progresivamente, dichos sentimientos dolorosos, cesarán. Sin embargo, una persona deprimida no puede hacerlo, incluso, estos sentimientos se incrementarán con el tiempo, siendo difícil que se puedan solucionar.

 

 

La depresión dura semanas, meses, años, y no tiene una solución tan rápida como se quisiera, para las personas no es posible, siendo sensaciones abrumadoras, de desesperanza, sin ver una luz en el camino. Con la depresión, la persona no le encuentra ningún sentido a su vida, no hay motivación, hay una pérdida de interés a sus actividades diarias, a buscar trabajo, a tener una nueva relación, para una persona deprimida, nada tiene sentido.

  

 Si tienes alguno de estos síntomas, deberías evaluar la necesidad de contar con ayuda profesional:

  • Si tienes sensaciones de cansancio constante o por el contrario, se te hace difícil dormir.
  • No sientes motivación o interés en realizar tus actividades diarias, no conocer a otras personas, ni acercarte a tus seres queridos.
  • Piensas constantemente en la muerte o en terminar con tu vida.
  • No te sientes valioso, tienes falta de autoestima.
  • Sentimientos de culpa constantes.
  • Pérdidas o incrementos de peso constantes.
  • No tienes objetivos claros, no sabes a donde se dirige tu vida.

 

Si consideras que atraviesas alguna de estas situaciones, no pierdas tiempo, solicita ayuda profesional porque te permitirá superar esta situación.

 

No dejes que sensaciones dolorosas te abrumen y te hagan pensar que no hay sentido en tu vida, piensa que eres una persona muy valiosa, la más especial en el universo. Somos un milagro de la creación, desde la misma concepción, empezamos una competencia para crear un ser humano único e irrepetible, que llega a este mundo a compartir sus vivencias, sus sueños, sus experiencias, piensa en este mismo momento, cuantas personas luchan por su vida, tu ahora mismo estás respirando, ahora mismo tienes la dicha de leer estos mensajes, porque puedes ver, porque puedes sentir.

Empieza a tomar el control de tu vida, toma acción por mejorar la situación, estés triste o deprimido/a, no estás solo/a.


NO DEJES QUE EL MIEDO TE PARALICE 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0