jue

04

sep

2014

IMPRESIONABILIDAD Y EMOTIVIDAD


Entre las taras que impiden el control de la mente y la estabilidad emocional tenemos a la excesiva impresionabilidad y emotividad de algunos sujetos.

 

 

Paul C. Jagot decía al respecto:  “El sujeto de viva emotividad e imaginación y que reacciona demasiado violento y con demasiada intensidad frente a las impresiones que experimenta le resulta sumamente difícil lograr su estabilidad emocional y moral, tanto como la consecución de sus ideas, y la regularidad de ejecución en lo que ha decidido.  

 

 

La impresionabilidad y emotividad producen en él, el efecto de múltiples corrientes de aire sucesivas y orientadas en diversas direcciones, creando fuerzas que actúan en sentido inverso  del impulso reflexivo y en el que trata de concentrarse.”

 

En ese sentido Jagot recomienda aparte de la autosugestión y la atención mental, el ejercicio físico que puede tener efecto sedante y serviría para aminorar dicha sensibilidad.

 

Más allá de los casos de gente muy impresionable y por tanto más expuesta al descontrol, el resto de personas pueden ser capaces de manejar sus reacciones por medio de la autosugestión razonada.

 

La autosugestión razonada permite darse cuenta de todas las desventajas y perturbaciones que implica ser demasiado impresionable. Dicha autosugestión lleva consigo la simiente del dominio propio lo que a su vez requiere disciplina en la auto vigilancia de los pensamientos cuando estos tienden a desviarse en un sentido inverso al del razonamiento o análisis.

 

 En las noches se debe realizar un análisis realista del grado de emotividad e impresionabilidad que se han generado durante todo el día. Si algún acontecimiento, situación o contratiempo han parecido afectar su lucidez, detéctelo para reconocerlo y atenuarlo en una siguiente oportunidad, luego de ello, la atención debe enfocarse en el siguiente objetivo de su actividad diaria.

 

Con ello se le dedica solo unos segundos al hecho que afectó nuestra lucidez, se marca como un punto para corregir, pero no se le da más vueltas al asunto, se continúa con el pensamiento en la siguiente labor. Esta es una forma de acostumbrase a atenuar  la impresionabilidad y emotividad con el objeto de tener una vida más controlada y relajada.

 

Como dijo el propio Jagot “No se debe olvidar que la emotividad se combate con la atención”.

 

MARDAM

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Francisco (sábado, 18 octubre 2014 19:19)

    Importante reporte, comparto la idea de que la Autosugestión es la herramienta que tenemos que aplicar en esos momentos en que queremos ayudarnos internamente,por ejemplo,.. Para mejorar nuestras conductas negativas para convertirlas en positivas y tener mejor desenvolvimiento en la vida y alcanzar el éxito.

    Excelente tema,,,tiene mucha tela por cortar...

    Gracias

  • #2

    webmaster (lunes, 25 mayo 2015 04:48)

    Muchas gracias Francisco por tu aporte, esperamos seguir contando con tu participación, saludos!