mar

26

ago

2014

EL DOMINIO DE LA VOLUNTAD


El gran psicólogo francés Paul Clement Jagot decía que lo inconsciente es lo adverso o lo auxiliar de la voluntad según esta se oponga a la imaginación (imágenes externas) o se una a ella.

 

Especialistas en temas de autosugestión del siglo XIX y XX afirmaban que cuando la voluntad entra en conflicto con la imaginación esta última vence sin excepción. Y eso tiene mucho de razonable pues cuando una imagen exterior invade el campo amplio del pensamiento, los automatismos se desestabilizan  a pesar de los intentos de inhibición.

 

 

 

Cuando no hay educación y conocimiento sobre lo que pasa en el subconsciente, este domina y prevalece de acuerdo con las imágenes que se captan y almacenan en el interior.

 

 

En todo caso, es nuestra propia voluntad dirigida por la consciencia la que debe apelar a la imaginación para elegir las imágenes favorables que deben prevalecer al perfil de personalidad que queremos tener.

 

Un número de imágenes o visualizaciones  largamente contempladas con continuidad de una u otra forma se harán cargo de dominar nuestra voluntad, de hecho los impulsos y las costumbres van tomando posesión de nosotros  de esa manera. Incluso hasta la enfermedad es producto de esa negligencia en tanto esa información no deviene en beneficio de nuestras facultades, energías y capacidades.

 

Nosotros podemos controlar el subconsciente o inconsciente vigilando constantemente nuestros pensamientos, la continua repetición de las ideas positivas, visualizaciones de objetivos  y el filtro de las imágenes que recibimos nos pueden permitir el dominio pleno de nuestra voluntad con el fin de una vida armoniosa y feliz.

 

 

MARDAM

Escribir comentario

Comentarios: 0