mié

04

dic

2013

LA CONFIANZA Y EL APLOMO


Dentro de un contexto de la persona segura de sí misma la confianza y el aplomo, pueden ser consideradas palabras sinónimas  si bien la primera está más referida al ánimo de creer más en los talentos y capacidades propias y la segunda tiene que ver con la serenidad a la hora de actuar.

 

Además ambos conceptos son características inherentes a una persona con alto grado de inteligencia emocional y por ende empática.

 

 

Pero la seguridad y el aplomo no son algo que  pueda conseguirse de la noche a la mañana, mucho menos para personas que nunca se han preocupado por su control mental y siempre han estado más preocupadas por el camino de sus  semejantes que el del propio.

 

No hay otra forma de desandar ese camino de inseguridad personal que hacer un plan serio para cambiar de mentalidad.

 

El esquema mental que hasta ahora les ha guiado debe ser cambiado en sus bases principales: rutinas, costumbres, ideas, creencias, desidia, taras.

 

Un cambio de hábitos desde la forma de pensar ante cada imagen que se ve y actuar ante cada circunstancia que se presenta.

 

Una autoprogramaciòn mental no es fácil de lograr pero es posible si se está movido por la fe y la perseverancia  más incluso que el conocimiento que siempre es algo deseable.

 

Si se tiene fe se tiene un arma fundamental para lograr tener confianza en sí mismo. Con la fe y la perseverancia cada cosa que hagamos por superarnos  tendrá su recompensa.

 

La fe nos da la motivación y ya con esta última, cada cosa que hagamos por ser una persona segura, funcionará.

Podrás incluso escoger la forma o los recursos para auto programarte: podrías elegir  leer cientos de libros; autosugestionarte; dejar que un gurú te oriente; practicar meditación o yoga; cambiar de hábitos radicalmente; hacer una lista de sueños en tu diario; orar al santo de tu predilección o a Dios. Podrías combinar cualquiera de esas opciones a tu gusto.

 

Cualquier cosa que desees la puedes conseguir en realidad siempre que tengas fe en los medios que utilices para conseguir tus metas  ¿Por qué no empiezas con obtener esa confianza y aplomo que deseas? 

 

Será un viaje extraordinario a través de los pensamientos positivos y optimistas de la mente guiados por la fe que es una virtud tan imprescindible como misteriosa.

 

Terminamos este post recordando una frase del gran escritor y parapsicólogo francés  Paul Clement Jagot en su libro “Autosugestión y Sugestión” de comienzos del siglo XX:

 

“Son los pensamientos optimistas y positivos los que conviene retener, contemplar y desarrollar. Aparte su valor estimulante en el trabajo y los negocios, previenen todo desorden psíquico y físico. Nada facilita más a estos pensamientos que un objeto bien definido y un plan de existencia seriamente elaborado para llegar con los años al éxito, después de muchos estados progresivos que se procurará alcanzar sucesivamente. Se evita así pensar y vivir con esa incoherencia madre de todos los desórdenes”

 

Artìculo escrito por Mardam

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    carlos neira (viernes, 13 diciembre 2013 19:27)

    muy interesante