dom

24

nov

2013

ACERCA DE LOS MAESTROS ESPIRITUALES


La maleta de viaje a nuestro interior debe contener básicamente “conocimientos”. Aquello se puede conseguir mediante “los maestros”.

 

¿Pero quiénes son los “maestros”? ¿Son sólo personas?

 

 

Pueden ser personas, pero con “maestros” nosotros designamos más bien a los mensajes que nos llegan de todas partes, estos mensajes espirituales y hasta mágicos  diríamos llegan a nosotros en el momento justo y  a cada momento nos avisan y recuerdan que hay un plan divino para nosotros.

 

 

Pueden ser interpretados como “signos"  o “señales” que nos avisan que no debemos perder de vista el camino.

 

El requisito es que tengamos disposición al “aprendizaje”. Los mensajes nos llegan a través de una vocecita que nos está guiando en el camino correcto y entonces empiezan a aparecer esos elementos que son los “maestros” de los cuales vamos a “aprender”.

 

Entonces un “maestro” puede ser un especialista o gurú en temas de autoayuda, un filósofo, un psicólogo que nos aporta sus conocimientos oralmente; o a través de sus libros este vivo o ya fallecido. “Maestro” también puede ser una grabación o  un artículo que vio en el periódico, la TV o Internet que no pasó desapercibido para Ud., sino que lo hizo pensar mucho y reflexionar. Puede  también ser un  “maestro” alguien que le presenta a otra persona que cambia el rumbo de su vida o pueden ser determinadas “circunstancias” guiadas por fuerzas inexplicables que nos hacen girar 180º nuestra forma de vivir.

 

En resumen podríamos decir: cuando estamos realmente “preparados” llegarán un sinnúmero de mensajes de todas partes. Cada una de esas partes son “los maestros”.

 

Esto que puede parecer raro e ilógico para el común de las personas es algo real, eso sí, solo lo pueden percibir las personas que real y sinceramente se hayan entregado a un proceso espiritual de cambio sin posibilidad de hacerse para atrás.

 

Estos mensajes son verdaderos. Científicos y pensadores con gran reputación  han expresado lo mismo de diversas formas.  Pero. ¿Quién está detrás de estos “maestros”?  ¿Algún espíritu superior? ¿Quizás  Dios?  .

 

Descúbralo Ud. mismo.

 

MARDAM

Escribir comentario

Comentarios: 0