mié

09

oct

2013

CARACTERÍSTICAS DEL AUTOENGAÑO


Esencialmente las personas que tienden al autoengaño revelan la poca conformidad que tienen con su yo interior. Más específicamente, hay muchos motivos por las cuales una persona prefiere engañarse a sí misma, y estos tienen que ver básicamente con el ocultamiento de debilidades, defectos, temores y prejuicios. 

 


El pensamiento del que se autoengaña está relacionado con la idea de que la imagen que se muestra ante los demás es lo que importa y debe ser cuidada, de tal forma que para asumirlo se debe tapar esa "basurita" de pensamientos internos que le carcomen y que forman parte de un esquema mental establecido.

 

 

El ocultamiento de las taras de la personalidad y por ende el autoengaño se pueden revelar en cualquier momento cuando las circunstancias presionan a la persona y se genera una especie de "implosión" o explosión interna. No obstante, el que se autoengaña hará todo lo posible por no tener que reconocer lo que "es" realmente, y pobre de aquel que quiera encarar su verdadero ser, tendrá que soportar la colera y rencor del que ha sido descubierto.


Muchas cosas más se pueden decir sobre las personas que se autoengañan:

-El que se engaña a sí mismo disfraza la realidad de manera que se justifiquen siempre sus actitudes.

-El que se autoengaña puede interpretar a su antojo ciertas situaciones que para los demás son evidentemente señales de debilidad.

-El autoengaño puede ser una forma de supervivencia en algunos aspectos de la vida como por ejemplo en el trabajo, no obstante, sino se asume en el entorno personal y más aun en el fuero interno las propias carencias, poco desarrollo personal se podrá obtener ya que no se puede progresar emocionalmente sobre la base de la propia mentira que se ha fabricado. 

-El autoengaño se da en la mayoría de las personas de este mundo que tienen una serie de prejuicios, el problema mayor está cuando aquellos prejuicios gobiernan su vida. Por ejemplo, si se hace una encuesta sobre si una comunidad es homófobica o no, casi todos los que digan que su comunidad si lo es, da la casualidad que dirán que ellos no lo son. Es decir, mucha gente diría que su comunidad es homofóbica, pero jamás alguno admitiría que ellos en particular lo son. Así es, si es que le hicieran la pregunta: ¿Es ud. homofóbico? Allí seguro que la respuesta sería -No, yo no lo soy-. No admitir lo que le es inherente a uno, es sin duda una manera de defenderse del juicio de los demás.

-Los casos peores de las personas que se autoengañan, son los que se ven en casos de personas que abusan de otros, cometen delitos y maldades y que sin embargo ante la sociedad muestran una careta que no tiene que ver con la realidad. En ese sistemático autoengaño entran en juego las peores emociones humanas como son la egolatría, la envidia, la codicia, la hipocresía, el cinismo, y la maldad.


-El autoengaño se da también en forma colectiva, grupos sociales establecen acuerdos implícitos por los cuales eludirán ciertas conversaciones o evitarán ponerse en situaciones ante otros que puedan poner al descubierto una baja catadura moral.

-Aferrarse al autoengaño, limita a la persona a vivir con ataduras mentales, ataduras de las cuales sólo podría liberarse, si conscientemente admite sus defectos que es el paso previo a poder corregirse y enderezar el rumbo hacia una mente sana y genuina.

MARDAM

http://mentefilosofica.blogspot.com/

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    jose luis hoyos (viernes, 11 octubre 2013 02:50)

    excelente articulo