lun

15

abr

2013

LA FILOSOFIA DE LA MENTE


Acceder a la luz del pensamiento filosófico puede ser una labor compleja cuando se ha estado demasiado tiempo bajo la sombra de la desidia y la ignorancia. Es difícil si tu esquema mental está demasiado arraigado en los estereotipos sociales y el culto de la Sociedad por las imágenes y el que dirán. No obstante eso, es posible acceder a la rica filosofía que genera nuestra mente.

Cuando tengas la disposición por el conocimiento y estés preparado para entregarte a ese saber; quizás llegues a enterarte plenamente de que hay una realidad más allá de la que nos aportan los sentidos, entenderás entonces lo beneficiosa que es la filosofía más allá de conocer los conceptos académicos de Platón, las escuelas presocráticas, etc.


Entenderás que principalmente te puedes beneficiar de la Filosofía que importa; que es la del conocimiento de tu propia vida, esa que analiza tu propia experiencia y la de otros en tu entorno, esa filosofía tuya genuina que te permite ser un observador de cada cosa que ve, que percibe, que siente.

Cuando tengas una mente filosófica procurarás y tendrás cuidado de cada cosa que digas y hagas y pensarás, y tratarás de anticiparte a las cosas que puedan suceder. La filosofía de la mente implica tener principios, valores, virtudes; el hombre o mujer que ha aprendido algo debe manejar bien el concepto de la empatía, la solidaridad y la atención mental. Una mente filosófica es capaz de ponerse en el lugar del otro y aportar a otros con su conocimiento en la medida de lo posible.


Una mente adiestrada filosóficamente con base principalmente en la propia vida requiere un proceso, así como el EMS (esquema mental de la sociedad) turbulento ha penetrado en las fibras mas internas de nuestra mente subconsciente a lo largo del tiempo, quizás demore también un tiempo lograr adquirir una mente independiente.


En el proceso por conseguir una mente filosófica que nos haga personas auténticamente seguras de si, confianza y autoridad genuina por doquier, pues es inevitable que haya errores y deslices, asi que no preocuparse, habrá señales como pequeñas victorias en dicho camino que nos harán corregirnos y estimulen a seguir adelante por la senda correcta que es la senda hacia nuestra razón de ser.

MARDAM

http://mentefilosofica.blogspot.com/

Escribir comentario

Comentarios: 0